Casting love away

Waifu loli tentacular del mes. ¡Adiós cuarzos!

¿Y que decir después de tanto tiempo? ¿Actualizar status? ¿Quejarse como es costumbre sobre lo mismo? ¿Llegar a ningún lado, solo revolcarse continua y obsesivamente en el mismo lodo putrefacto?

Que cansado es eso. No lo sé, leyendo las 2 ultimas entradas verdaderas… ¿en qué estaba pensando? ¿eso era mío? Es decir, sí, recuerdo vagamente el porqué de esas palabras veladas, pero… ¡han pasado tantos años! El shock ya no esta allí. O la desesperanza. Ya no creo en nada de eso.

El camino del dolor ha sido tan largo y profundo, que ya no puedo decir que sea la misma mente. Me he degradado demasiado.

Salí… ¿salí? No, debe ser que simplemente estoy tomando un respiro, antes de que la marea del Señor de las Profundidades me arrastre consigo de nuevo. Como siempre es. Como siempre fue y será.

¿Qué es el amor? ¿Qué es la amistad? ¿Qué es la felicidad?

Nada. Palabras subjetivas. Invenciones humanas de personas que se aburren con su día a día y tienen tiempo de complicarse en asuntos sin sentido, sin respuesta y sin satisfacción. Yo no soy diferente, mi vida no vale nada, paso el tiempo sin una razón mayor, perdiéndolo tanto como pueda: entre más hedonista, mejor me siento.

He logrado crear un espacio cómodo donde ver las horas alejarse en el infinito, en silencio, con la cabeza llena de nada: nightcores, animes malos (ya casi no hay de los contrarios), quests en fgo y wow, artículos consumistas de primer orden, series sobrevaloradas y en tendencia, videotutoriales de youtube que extrañamente te relajan; lo que sea hasta quedar dormida por fin cada noche. Y vuelta a empezar.

No esta mal. Lo voy llevando, día a día. Siempre esta la irremediable curva de fluctuación natural, y siempre puedo llorar un rato y dejar que el agua lo purifique todo, de nuevo. Nunca falla.

En fin, que ya tengo mas “libertad” a cambio de responsabilidad. Y tres gatos, tres malditos gatos dependientes. Reactivo el sitio un poco porque quiero subir un par de reseñas, pero no prometo nada. Y no importa realmente, ¿o si?